martes, 20 de octubre de 2015

IT'S GAME TIME!

Muchos son los partidos que una jugadora disputa a lo largo de su carrera deportiva. Muchos, pero nunca suficientes. Hay encuentros más importantes o si cabe especiales que otros, ya sea por lo que hay en juego, por el rival o por nuestra situación personal. Muchos factores entran en juego que permiten a las jugadoras tener distintos niveles de motivación.

El caso es, que hay un partido todas las temporadas que siempre es importante, excitante y que todo el mundo quiere jugar. Creo que todos coincidimos en decir, que el partido más ansiado de toda la temporada es, el primero. El debut liguero. Ese día en que empieza a contar.

Los equipos, habitualmente al completo, emprenden una nueva etapa, un nuevo comienzo donde los conjuntos empezarán a definir su estilo de juego y más importante, se empezarán a conocer como equipo, lo que les llevará al éxito o al fracaso a lo largo de la temporada.

Todos nos preparamos para ese partido como si fuese una final: entrenadores y jugadoras. Nueva equipación, los mejores calcetines del armario, mallas casi de estrena y las costumbres que nos acompañarán hasta la primera derrota, momento en el que seguramente, alguna que otra jugadora cambiará su rutina con la esperanza de que ese hábito haya sido el causante de ese mal partido, ese mal tiro o ese fracaso.

El árbitro hace sonar el silbato: “un minuto para empezar”. Los nervios a flor de piel, el corazón saltándose del pecho, el entrenador preparando su último discurso antes de que dé comienzo el encuentro y, las jugadoras haciendo sus últimos tiros pensando en que ese será su primer lanzamiento en el encuentro y seguido del sonido de la red que irá acompañado por un grito de entusiasmo en la grada que supera la voz del comentarista exclamando el nombre de la jugadora por megafonía. El quintento inicial se sienta en el banquillo “escuchando”, en el mejor de los casos, las últimas instrucciones del entrenador. Toca sacar los nervios de dentro, “un, dos, tres…”, ¡ya está! Salida al campo entre los gritos de la grada y las palmadas de las compañeras. Últimos comentarios entre el quinteto titular que ya tiene los pies en pista. Salto inicial: el balón inicia su ascenso… It is… GAME TIME!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada